¿Por qué los hombres mienten?

Esta es una de las preguntas más comunes entre las mujeres; sin embargo, muchas veces, no obtienen la respuesta correcta.

Es importante aclarar que la mentira es un defecto que todos los seres humanos tenemos. Desde que somos pequeños, estamos siendo entrenados para mentir; nuestros familiares y amigos suelen ser los mejores profesores y, desde luego, con el pasar del tiempo, nosotros llegamos a ser esos maestros.

Incluso hay quienes dicen que si una persona tiende a mentir muchas veces es más inteligente que otra, porque debe dibujar en su mente una historia que no existe y hacerla creíble para él y la persona que la está escuchando.

¿Será acaso que por su capacidad intelectual los hombres mienten? Sin más preámbulos, revisemos algunos motivos que los llevan a hacerlo:

1.        Ego

Al hombre le gusta tener el control de toda situación, así que cualquier circunstancia que amenace eso, es decir su ego, hará que mienta. Por eso es importante que tú conozcas esta parte de la esencia masculina y así le ayudes a no mentir, al sentirse apoyado y no amenazado.

Pero ¿cuándo un hombre siente una amenaza? Te voy a contar una historia para aclarar esta inquietud…

Un día fui con una ex novia al cine y en el camino ella me contaba lo maravilloso que era su amigo de la universidad y que él conocía mucho de informática por lo que le pediría que arregle su computador. Yo, como todo hombre con su ego muy grande, le dije que también conocía del tema y que yo la podría reparar. La cuestión es que sabía muy poco y me tocó pedir ayuda para quedar como campeón.

Es cierto, todo hombre espera admiración, en especial por parte de su pareja. En mi caso, como la chica estaba admirando a otro hombre, mi ego se vio amenazado y me empujó a mentir. Quizás me resultaba más fácil (y económico) hablar con ella y aceptar la ayuda de su amigo, pero ya saben, así somos nosotros.

2.   Protección  

Y como no todo siempre es malo, otra de nuestras características es proteger a quienes queremos, más aún cuando el sentimiento que está de por medio es muy fuerte como el del amor.

Por lo general, todos sabemos que el varón no demuestra sus emociones y por eso se dice que es “frío”; no obstante, cuando él quiere expresar algo, lo demuestra con hechos más que con palabras, sin importar fechas ni ocasiones especiales porque para él cualquier momento es importante (pilas que si tu hombre habla mucho y no hace nada, te está mintiendo).

Me refiero a esto porque cuando el hombre está realmente enamorado o aferrado a alguien llega a mentir para proteger a su pareja e incluso a él mismo, como en el siguiente ejemplo.

En una ocasión viví una experiencia no muy agradable que supongo casi todos la experimentamos. Tenía una novia que no era del agrado de mi familia (he ahí esto que nos sucede tanto a chicos como a chicas) y muchas de las veces que salíamos entre todos, ella sentía que no era muy bien recibida. Aquí es cuando, como ya suponían, me tocó mentir, diciéndole que mi familia es un poco rara y que si no les agradaría, ya se lo hubieran dicho.

Sin embargo, la mejor protección que yo le podía dar es decir la verdad a pesar de cualquier adversidad que esté enfrente. En este caso, a quien le debía gustar mi pareja es únicamente a mí.

3.   Conseguir algo

Bien dicen que la meta es lo importante y eso implica que para cumplir un objetivo no importa lo que tengamos que hacer, incluso exponer a ese Pinocho que llevamos dentro.

Cuando el hombre miente para conseguir algo es porque quiere que las cosas se den rápido (además que no nos gusta perder el tiempo para nada). Mientras más despacio vas, la desesperación aumenta y quizás él huya si sus sentimientos no son lo suficientemente sinceros. Si esto sucede, no te angusties, probablemente te habrás librado de cosas que a la larga te pueden hacer daño o de las que te puedes arrepentir.

Para variar, yo también he mentido por este motivo. Una vez, cuando tenía 16 años, había una chica que anhelaba ser mi novia y yo no quería tener algo serio con ella. Al ver su debilidad hacia mí, me aproveché y le pedí dinero para ir a un concierto sin decirle para lo que era. Me inventé una historia para que me pueda prestar lo que costaba la entrada y fue tan ingenioso mi argumento o fue ella tan inocente, que sin pensarlo me lo regaló y así conseguí lo que quería. En esta ocasión, el resultado de la mentira no fue bueno porque me encontré con ella en el concierto y su decepción fue notoria… terminé pagando ese dinero y jamás quiso volver a verme.

Muchas veces, como hombres, no nos importan las consecuencias de nuestras acciones y cuando vemos debilidad en las mujeres nos aprovechamos, así que lo mejor que pueden hacer es no mostrar que se mueren por alguien.

4.   Intensidad

Lo mejor para conseguir una verdad no siempre es hacer preguntas, porque entre más preguntas nos hagan, por autodefensa, tendemos a mentir y evitar problemas.

El hombre, al ser más directo por naturaleza, no gusta de ampliaciones en temas de conversa o discusión. Lo que él busca siempre es respaldo, así que si tú quieres escuchar solo verdades de tu hombre, no lo presiones ni lo asfixies con preguntas o actitudes, y él te contará lo que quieres saber.

Les suena familiar el dónde estás? con quién? por qué no me has llamado? incluso hay esta canción de reguetón que dice “si no le contesto se desespera”; pues bien, no vale la pena atosigar a la pareja. Ser intenso hace que él te mienta porque sobre una respuesta inapropiada pueden aparecer 50 preguntas más y llegará el momento en que uno de los dos se canse y todo termine en pelea.

Un pilar fundamental en toda relación es la confianza y, si la tienes, no tienes porqué preguntar mucho porque te lo van a contar por sí solos. Has la prueba!

5.   Infidelidad

En la actualidad, tanto hombres como mujeres son infieles, un mal por falta de compromiso. Si me preguntan porqué el hombre es infiel, hay una serie de factores que al momento no nos competen y que en un próximo post compartiremos.

Por lo general, como ya lo dijimos, al hombre no le gusta perder ni admitir equivocaciones, por ello cuando comete una infidelidad prefiere ocultarlo a su pareja para no perderla. En este punto no tengo una historia personal, pero sí creo que las mentiras de este tipo siempre salen a la luz; a la larga, lo que hacemos tiene consecuencias y muchas veces no son tan agradables.

6.   Impresionar

Un arma de conquista para el hombre es impresionar, por lo que muchas veces exageramos al punto de llegar a la mentira y vendemos a las mujeres un hombre que no existe.

En una ocasión hablaba con un amigo de trabajo y me decía que había una chica muy linda en su universidad y que lo tenía loco. Para llamar la atención de la chica, optó por convertirse en un hombre que él no era, tanto que alquiló un carro y decir que era suyo; con el tiempo, se llegaron a enamorar: él de una chica hermosa y ella de un chico creado por él. Por falta de dinero para mantener el alquiler del auto, mi amigo no tuvo más opción que enfrentarse a la realidad y confesarlo. Aunque estaban enamorados, ella decidió odiarlo por haber fingido ser un otro.

Lo importante no es que quieran sorprenderte con detalles, hay que poner atención al corazón de la otra persona y no fijarte solo en lo que te ofrecen.

7.       Miedo

Todos tenemos algún miedo en particular, unos a la responsabilidad, otros a discutir, otros a ser humillados y otros a fallar, pero no nos damos cuenta que lo mejor es afrontar estos miedos y no huirles.

Como en toda relación, siempre debe haber promesas que se cumplen y otras no. En una ocasión, iba a cumplir un año más con una novia que valoraba mucho y que le había prometido salir antes del trabajo para celebrarlo; resultó que ese día tuve tanto que hacer que no podía salir a tiempo. Habíamos quedado en vernos en un lugar muy especial para los 2 y llegué 2 horas tarde. Ella me llamó muchas veces y yo, en todas, respondía que llegaba en 10 minutos.

La consecuencia de esa mentira la pagué mientras duró la relación porque siempre me lo sacó en cara, después de eso me di cuenta que lo más sano era decir la verdad y no fallar como lo hice.

Después de haber desarrollado estas 7 razones que explican porqué los hombres mienten, esperamos que hayan servido para entenderlos y, si ellos las leyeron, para que reflexionen y vean que la mentira no los llevará a ningún término agradable. Hay una frase conocida que dice: “La verdad te hará libre” y, poniéndolo en práctica, podremos saber afrontar las consecuencias de la verdad.

El éxito de una relación es la comunicación y la mejor forma de comunicar es escuchando más y hablando menos. / @juanpacuor

Leave a Reply