Hombres y mujeres ¿somos diferentes?

Somos-Diferentes

¿Quién no ha escuchado esa frase que dice que los hombres son de Marte y las mujeres de Venus? Pues bueno, nadie puede negar que en la realidad sí parecemos de planetas distintos. En ocasiones llegamos a ser tan diferentes que el lenguaje del hombre no es el mismo de la mujer, suena gracioso (y que se atreva alguien a negarlo) pero cuántas veces sucede que cuando el hombre dice “blanco”, la mujer dice “negro” (parecería hasta que por default).

Buscando un poco de datos, resulta que esta diferencia la explica la ciencia e incluso la fe. Encontramos en el libro de Génesis aquel pasaje en el que se cuenta que Dios creó al hombre del polvo y a la mujer, de la costilla del hombre. Asimismo, investigaciones modernas han determinado que el cerebro femenino es distinto del masculino. Así que ¡listo! no nos queda más que entender en qué nos diferenciamos para sobrellevarlo de buena manera.

Para darte una mano con eso, te presentamos esos pares dispares que resultan inseparables a cada género:

1 Directos/ Indirectas

¿No les ha pasado que cuando una chica quiere algo (como que la acompañes a una reunión) cuenta una historia súper larga antes de pedírtelo? Eso es clásico en ellas: “irse por la tangente” (como usualmente se dice). Esta situación puede ser un tanto desesperante para algunos al punto de terminar en una discusión.

Por el contrario, las chicas se quejan de lo crudos que pueden ser sus chicos cuando se dirigen a ellas, ya que los hombres prefieren “ir al grano” y eso puede dificultar el tono apropiado, que sean espontáneos o detallistas.

 

2. Fríos / Sentimentales

Para ejemplo basta un botón: la típica salida al cine donde él quiere ver una película de acción y ella, una de amor. Aunque en la mayoría de ocasiones nosotros terminamos viendo lo que ellas quieren, suele suceder que en el momento más romántico de la película (osea el más “cursi”), tu chica rompe en llanto e interrumpe ese preciso momento en el que tú estabas por quedarte dormido.

Esta es una muestra clara de que los hombres sienten y ven las emociones de forma diferente a la de las mujeres.

 

3. Presentes / Históricas

De muchas historias escuchadas y las propias, nos damos cuenta que en toda relación el pasado puede volverse un cuco, principalmente para ellas. Por ejemplo, cuando un secreto o una mentira sale a la luz de seguro la relación cambia y usualmente ocurre que ese tema será parte de cada pelea. En cambio para los hombres, una antigua historia queda pronto archivada. (Ojo que no incluimos en ese pasado la infidelidad, porque esa ya es harina de otro costal).

4. Descomplicados / Complicadas

Una vez un amigo me decía que las mujeres se complican hasta porque somos descomplicados… ¿No les suena a verdad? A veces el hombre (mandarina principalmente) quiere complacer a su pareja y hace lo que ella quiere, pero resulta que al final incluso esto las puede molestar.

Otro clásico caso es cuando ambos son invitados a una reunión de tipo formal. Él abre su clóset, toma un terno, una corbata y una camisa… en menos de una hora está acicalado para la rumba… ¿y ella? mmm .. ¡hay ocasiones en que parece que fuera la novia!

 

5. Poco Detallistas / Detallistas

Esta es otra de esas diferencias obvias aunque no se aplique a todos. El problema radica en que los hombres no entendemos lo mismo que ellas por “detalle”. Para nosotros, llevarlas a comer a un lugar que les gusta parecería un detallazo y, si bien lo es,l existen otros asuntitos que se relacionan más a los detalles que a ellas les gusta, como por ejemplo hacerles un regalo manualmente, no olvidar fechas importantes, dedicar canciones, enviar flores sorpresa, etc. Es decir: espontaneidad y buena memoria son los requisitos apropiados.

6.  Visuales / Auditivas

Quién no ha escuchado, o al menos sospechado, de que a los hombres se les conquista por los ojos y a las mujeres por los oídos y si no lo creen inténtenlo! Una historia bien contada las puede convencer de muchas cosas, y un cuerpo o rostro bien arreglado no los dejará resistirse.

 

Si bien existen cientos de diferencias entre hombres y mujeres, lo importante es saber identificarlas para hacer de ellas un buen complemento como pareja, porque digan lo que digan hombres y mujeres somos un gran dúo dinámico.

 

Leave a Reply